Portal Facility

Síguenos

La Importancia de la Calidad Ambiental Interior para los Facility Managers

:

En el mundo de la Facility Management,, la calidad ambiental interior (CAI) ha emergido como un tema crucial que va más allá de las preocupaciones iniciales relacionadas con la pandemia de COVID-19. La CAI, que engloba la calidad del aire, el confort térmico, el confort acústico y el confort visual, desencadena conversaciones significativas entre Facility Managers en todos los países.

¿Por qué la CAI es prioritaria para los Facility Managers?

Los gerentes comprenden que la forma en que operan las instalaciones y mantienen los sistemas tiene un impacto directo en la salud, el confort y la función cognitiva de los ocupantes. La productividad, uno de los factores clave, se ve directamente afectada por los ambientes interiores. Dado que los salarios de los empleados representan aproximadamente el 92% del gasto organizacional, los gerentes, aunque no controlen este porcentaje, ciertamente ejercen influencia sobre él.

La amplitud de la CAI y sus consideraciones.

La CAI aborda la calidad del aire interior (CAI), el confort térmico, el confort acústico y el confort visual. Todos estos elementos desempeñan un papel crucial en la percepción y sensación de los espacios de trabajo por parte de los ocupantes, afectando su bienestar de maneras que pueden no ser evidentes a simple vista.

Consideraciones específicas sobre la CAI.

Cuando se trata de la calidad del aire interior, los Facility Managers han seguido prácticas habituales para abordar partículas en el aire, olores y contaminantes. La pandemia de COVID-19 intensificó la recomendación de aumentar los niveles de filtración a MERV 13 o su equivalente, no solo para abordar partículas virales sino también para combatir las consecuencias de eventos como incendios forestales, que introducen humo y partículas.

La capacidad de los sistemas existentes para manejar el aumento del aire exterior y las caídas de presión de los filtros de mayor grado plantean desafíos. Aunque acondicionar el aire exterior y mejorar la filtración implica costos adicionales, los Facility Managers deben sopesar estos gastos frente a los beneficios tangibles para la salud y la productividad de los ocupantes.

Confort Térmico: Más que una cuestión de temperatura.

Las quejas comunes sobre demasiado calor o frío demuestran que el confort térmico es más que una cuestión de temperatura. Los Facility Managers, al considerar la comodidad térmica, pueden recurrir a normas como la Norma 55 de ASHRAE. La humedad también desempeña un papel, ya que niveles extremos afectan tanto a los ocupantes como a los componentes del edificio.

Confort Acústico: Reducción de distracciones y mejora de la productividad.

El confort acústico, a menudo pasado por alto, influye significativamente en la concentración y la productividad de los ocupantes. Los Facility Managers pueden implementar soluciones como sistemas de enmascaramiento de sonido y materiales insonorizantes para reducir distracciones y minimizar el estrés diario.

Confort Visual: Iluminación adecuada y acceso a la luz natural.

El confort visual implica la disposición adecuada de la iluminación, evitando deslumbramientos y facilitando el acceso a la luz natural. Los Facility Managers deben equilibrar la eficiencia energética con la necesidad de niveles de iluminación apropiados. Además, abordar problemas de deslumbramiento puede mejorar la comodidad y la concentración.

Facility Managers como Impulsores del Bienestar.

En conclusión, los ambientes interiores son un componente vital del bienestar y la productividad de los ocupantes. Los Facility Managers desempeñan un papel esencial al mejorar la CAI, contribuyendo así a la salud y el rendimiento óptimo de las personas y las organizaciones que ocupan estos espacios.


Últimas Noticias

Suscríbete a nuestra Newsletter

"(Obligatorio)" indicates required fields

Nombre Completo(Obligatorio)
Tipo de Consulta(Obligatorio)
This field is for validation purposes and should be left unchanged.