Portal Facility

Síguenos

Facility Management y la Huella de Carbono

:

La optimización de la eficiencia energética en edificios y oficinas es una meta primordial en la actualidad de la sociedad occidental. Esta búsqueda no solo persigue la disminución de gastos operativos, sino también la reducción de la huella ambiental y la mitigación del impacto de carbono. En este contexto, el Facility Management desempeña un rol decisivo al gestionar las infraestructuras urbanas.

¿Estás familiarizado con el concepto de huella de carbono?

La huella de carbono hace referencia al volumen global de gases de efecto invernadero (GEI) generado por las actividades económicas cotidianas de la humanidad en nuestro planeta. Con el fin de contrarrestar el rumbo del cambio climático, gobiernos, empresas y la sociedad en general han asumido la responsabilidad de la conservación medioambiental. La reducción de la huella de carbono constituye una prioridad fundamental en la agenda internacional de sostenibilidad.

El funcionamiento de nuestro planeta, en particular el empleo de energía en la rutina de la industria y el transporte, requiere el uso continuo de combustibles fósiles. Esta actividad origina la emisión de gases como el dióxido de carbono y el metano, aumentando su concentración en la atmósfera por encima de niveles naturales. Estos gases atrapan el calor solar, provocando un incremento en la temperatura terrestre por encima de los valores típicos en condiciones naturales.

El compromiso de la Unión Europea con la neutralidad climática.

La Unión Europea se compromete a abordar la conciencia ambiental a través de la “legislación climática“, convirtiéndola en una obligación legal. El Objetivo 55 de la UE establece el año 2030 como plazo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en al menos un 55%. Los países miembros deberán promulgar nuevas leyes para alcanzar esta meta y garantizar la neutralidad climática en todos los edificios europeos para el año 2050.

Desde 2028, todos los edificios nuevos deberán tener emisiones nulas según lo indicado en el texto adoptado en febrero de 2023 por la Comisión de Industria, Investigación y Energía del Parlamento Europeo. Este paquete legislativo se orienta hacia la neutralidad climática en el continente. Además, se estipula que para 2035 no deberá haber ningún edificio en el territorio europeo que utilice calefacción basada en combustibles fósiles.

El Facility Management y la reducción de la huella de carbono.

En sus cinco décadas de existencia, el Facility Management ha experimentado un crecimiento exponencial, convirtiéndose en un sector económico amplio. Actualmente, abarca desde áreas como la arquitectura, el diseño y la construcción hasta la gestión de recursos económicos, energéticos y humanos.

Este sector innovador de gestión urbana altamente tecnificada integra activos, espacios y actividades profesionales de manera eficiente. El Facility Management registra activos, organiza espacios e interconecta actividades, creando una red eficaz.

Dado que los edificios demandan una gran cantidad de energía para sus sistemas de climatización, iluminación y equipos electrónicos, el Facility Management es esencial para mejorar la gestión y eficiencia energética de estos gigantes arquitectónicos. Es imperativo aumentar la eficiencia energética en espacios públicos y viviendas privadas para reducir la huella de carbono como indicador del deterioro ambiental.

Cómo el Facility Management puede mejorar la eficiencia energética en edificios y entornos urbanos.

  1. Recopilación de datos sobre el rendimiento y detección en tiempo real de patrones y tendencias para tomar decisiones fundamentadas, como ajustar la operación de sistemas en momentos de alta demanda. 
  2. Selección de activos que influyen en el rendimiento y obtención de registros relevantes mediante sensores y sistemas de automatización. Estos datos se analizan para implementar estrategias proactivas de mantenimiento. 
  3. Reducción de costos de mantenimiento, mejorando la calidad y seguridad de las infraestructuras y prolongando su vida útil. 
  4. Integración del Facility Management con tecnologías de la Industria Conectada o Industria 4.0, con un enfoque en la sostenibilidad. Esto incluye el uso de la nube para almacenar y analizar datos, dado que es una tecnología sostenible que reduce las emisiones de CO2 y el uso de hardware. 
  5. Priorización de la sostenibilidad al seleccionar y gestionar proveedores, extendiendo los principios de sostenibilidad corporativa a las relaciones con proveedores y subcontratistas. 
  6. Definición de indicadores clave de rendimiento (KPI) que midan el consumo para integrarlos en el sistema general de gestión de infraestructuras y energía del edificio, optimizando la eficiencia energética al máximo. 
  7. Capacitación e información al personal sobre la importancia de la conciencia ambiental y la necesidad de promover la eficiencia energética. Esto incluye actualizaciones regulares en tecnología y datos, y compartir resultados con empleados y responsables de la gestión.

Últimas Noticias

Suscríbete a nuestra Newsletter

"(Obligatorio)" indicates required fields

Nombre Completo(Obligatorio)
Tipo de Consulta(Obligatorio)
This field is for validation purposes and should be left unchanged.