Portal Facility

Síguenos

Europa se Despide de los Gases de los Aires Acondicionados

:

Europa establece un calendario para sustituir los HFC (gases fluorados) sintéticos, por alternativas naturales como el propano o el amoníaco, gases con menos potencial de calentamiento global, pero inflamables y tóxicos.


Hidrofluorocarbonos (HFCs), perfluorocarbonos (PFCs) y hexafluoruro de azufre (SF6), son nombres que probablemente digan poco a la persona com√ļn, ni siquiera si se le menciona que se trata de tipos de gases fluorados. Sin embargo, esta familia forma parte de nuestro d√≠a a d√≠a de forma masiva. Los gases fluorados se utilizan como refrigerantes en equipos de aire acondicionado, en bombas de calor, en las grandes c√°maras que conservan los frescos en los supermercados, y se usan, adem√°s, en los sistemas de aislamiento t√©rmico y de extinci√≥n de incendios e incluso, en el ventol√≠n de uso m√©dico.


El problema es su capacidad de calentamiento atmosférico. De hecho, se considera que representan el 2,5% de las emisiones GEI de Europa, lo mismo que el sector de la aviación. Y es precisamente por eso que la UE acaba de decidir restringir su uso de forma paulatina hasta su total desaparición en 2050. El acuerdo establece un calendario escalonado para eliminar la comercialización de productos que contengan hidrofluorocarbonos (HFC) por sectores (donde sea técnicamente viable) que tendrán que ser sustituidos por soluciones naturales y con menos capacidad de calentamiento global.

Los gases fluorados o HFC empezaron a expandirse en la d√©cada de los 90, cuando la generaci√≥n anterior de refrigerantes, los clorofluorocarbonos (CFCs) y los Hidrofluoroclorocarbonos (HCFCs) se prohibieron porque destru√≠an la capa de ozono (Protocolo de Montreal, 1987). Sin embargo, poco despu√©s, se empez√≥ a tener evidencia del elevado Potencial de calentamiento atmosf√©rico (PCA) de los nuevos gases fluorados. Concretamente entre 150 y 23000. ¬ęEn estas medidas se toma de referencia el CO2 cuyo PCA equivale a uno. Para hacerse una idea, el antiguo refrigerante de los coches, el R-134 A, ten√≠a m√°s de 1000. As√≠ que a partir de 2014 comienzan las normativas F-Gas y los primeros objetivos de reducir estos gases hasta un 79% en 2030. Desde entonces han ido surgiendo nuevos gases con PCA m√°s bajos. Es el caso del HFO sint√©tico (150), pero tambi√©n de equipos que usan refrigerantes naturales como el CO2¬Ľ, apunta Xabier Pe√Īa Ant√≥n, investigador de Energ√≠a T√©rmica y Seguridad de Tecnalia.

La industria se ha dejado sentir tras la decisión. La llamada Alianza Industrial, conformada por la Asociación de empresas del frío y sus tecnologías (Aefyt), la Asociación de fabricantes de equipos de climatización (AFEC), la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (Asaja) y la Asociación de la Industria del Poliuretano Rígido (IPUR), se ha mostrado contraria a la aprobación y sostiene que tendrá un grave impacto en la economía (hablan de sobrecostes de entre 1000 y 3000 millones de euros), ya que son unos 24000 los puntos de venta de distribución alimentaria que se verán afectados y tendrán que cambiar sus refrigerantes.

Otra de las causas a las que alude el sector es la seguridad de sustituir estos gases sint√©ticos por los llamados refrigerantes naturales; propano, amon√≠aco y CO2. El propano es inflamable; el amoniaco adem√°s de inflamable, a partir de ciertas concentraciones puede resultar t√≥xico, y el CO2 necesita m√°s presi√≥n en climas c√°lidos y, por tanto, m√°s consumo de energ√≠a en los equipos. De hecho, la industria calcula que las alternativas obligan a los sistemas a trabajar m√°s y consumir m√°s energ√≠a provocando la emisi√≥n adicional de 1,3 millones de toneladas de CO2 (equivale a 250000 coches durante un a√Īo). El investigador de Tecnalia advierte: ¬ęEl refrigerante tiene que ser eficiente, es decir que por cada kW de energ√≠a que le metamos produzca una buena cantidad de calor. En calderas de gas, por cada kW de energ√≠a, se obtiene 0,99 de calor, mientras que en las bombas de calor esta eficiencia es superior, por cada kW sacas 3,4 t√©rmicos. Cuando se comparan sint√©ticos y naturales tambi√©n tienes que tener en cuenta estas cosas¬Ľ, matiza el investigador de Tecnalia.

El reto, dicen los consultados, est√° en sustituir los equipos de climatizaci√≥n de los hogares. En 2027 ya no se podr√°n vender peque√Īas bombas de calor monobloque de menos de 12 kW que contengan gases con un PCA superior a los 150 (lo que deja como √ļnica alternativa de uso de gases fluorados los llamados HFO) y en 2035 suceder√° lo mismo con las bombas y aires de split. ¬ęLos refrigerantes naturales cumplen el requisito del PCA bajo; el CO2 tiene un PCA de uno, el propano de 3-4 y el amoniaco pr√°cticamente de cero. Sin embargo, hay que diferenciar entre equipos para climatizaci√≥n en casa. Los hay de split y monobloque.

En los de split, los gases refrigerantes entran y salen de las casas, mientras que en los monobloque los gases solo est√°n en los equipos situados en el exterior de los recintos y lo que se manda al interior es solo el calor o el fr√≠o. El problema es que los refrigerantes naturales como el propano son inflamables, si los equipos est√°n fuera de las casas no hay problema, pero los equipos split necesitar√≠an m√°s seguridad y mantenimiento. Habr√° que ver c√≥mo se llega a cumplir el objetivo en funci√≥n del uso de estos refrigerantes. Hay ciertos equipos que tienen las horas contadas con la prohibici√≥n de los HFO a partir de 2035. ¬ŅCu√°ndo se prohibir√°n en ciertos sectores? Todav√≠a no lo sabemos¬Ľ, matiza Pe√Īa Ant√≥n.

Para Olga G√≥mez Toledo, responsable de Asuntos P√ļblicos y Regulatorios de Honeywell en Europa (la empresa fabrica y comercializa gases fluorados) matiza: ¬ęLo primero que hay que decir es que no se trata de refrigerantes naturales, porque necesitan un tratamiento qu√≠mico en planta industrial, aunque se trate de CO2 capturado del aire. Adem√°s, el propano es inflamable, explosivo. Hay pa√≠ses en los que ya es posible usar refrigerantes naturales, pero en otros no porque las condiciones clim√°ticas no lo permiten o porque no son eficientes. Lo que es viable en Suecia, en pa√≠ses como Espa√Īa y otros del sur de Europa no. Aqu√≠, el 65% de las personas vivimos en pisos as√≠ que usar un gas inflamable no parece viable y sacar los equipos al exterior dif√≠cil. Valoramos todas las alternativas pero no que se impongan unas a otras. Tal y como est√° el texto, creemos que se trata de un acuerdo pol√≠tico; la Comisi√≥n no hab√≠a incluido los HFO (en el que la industria ha trabajado de forma intensa) dentro de la prohibici√≥n, pero el Parlamento tiene su propia agenda¬Ľ.

Bombas de Calor.

Otra de las consecuencias que tiene esta ley es que va en contra de los objetivos del REPower UE, dicen desde Honeywell, por el que se pretende fomentar la instalaci√≥n de bombas de calor para climatizar los hogares; en concreto se aspira a instalar 60 millones de estos aparatos que vendr√≠an a sustituir a las calderas de gas. Se calcula que con el cambio se ahorrar√≠an m√°s de un 66% de consumo final de energ√≠a en edificios. El problema es que las bombas de calor ahora mismo usan mayoritariamente gases fluorados. ¬ęExisten ya en el mercados alternativas a los refrigerantes sint√©ticos y con este nueva normativa se incentiva su uso. La UE se convierte en pionera en este sentido y pone coto al 2,5% de las emisiones GEI de la UE. Por otro lado, la abrumadora mayor√≠a de HFC se producen fuera de Europa (en China, EE UU y Jap√≥n). La prohibici√≥n de estos gases puede ser una gran oportunidad para Europa de ser autosuficiente en la producci√≥n de los refrigerantes naturales¬Ľ, opina Nicole Julien, miembro del equipo de Pol√≠ticas P√ļblicas y Gobernanza Clim√°tica de la Fundaci√≥n Ecodes.


√öltimas Noticias

Suscríbete a nuestra Newsletter

"(Obligatorio)" indicates required fields

Nombre Completo(Obligatorio)
Tipo de Consulta(Obligatorio)
This field is for validation purposes and should be left unchanged.